Debate interno: ¿Debe regresar Trezeguet?

Luego de la goleada de River en Sarandí se abrió la polémica sobre la vuelta o no de David al equipo titular. Pasión Monumental hace un debate interno. ¿Vos qué opinás?

DAVID SI. Por Leandro Buonsante

Almeyda va a seguir cambiando. Jugadores y esquema. Y es lógico. A River le queda cómodo jugar de contra, algo que puede hacer de visitante, como ante Arsenal, con un planteo mezquino, más pendiente de la segunda jugada que de la primera. El 4-0 es un resultado y punto. En ese marco, la vuelta de Trezeguet se impone. Es chiquito el planteo de “cuando no jugó, River ganó”. Sí, le ganó a Tigre y a los de Alfaro. Como también es cierto que ante Estudiantes, en el otro triunfo Millonario en el torneo, David fue clave con sus asistencias a Funes Mori. Trezeguet es un goleador impresionante. Por sus gritos, River volvió a Primera. Incomprobable saber si había ascenso sin su presencia, sí es real que sumó ocho puntos por esos goles. Almeyda debe hacerle un lugar. Volver al tridente, con Mora y Luna como laderos. O bien sacar al Chino. El problema es la falta de alimentación que tuvo el francés en los siete partidos que jugó. Pocos centros le llegaron, contó con pocas chances de frente a los arqueros rivales. Apenas convirtió un gol. Jugador integral, debe tirarse atrás para tener contacto con el balón para no salir del desarrollo del juego. Laburo del Pelado en la semana. Lindo problema. David debe jugar.

DAVID NO. Por Antonella Valderrey

¿Hay un apellido que esté por encima de River? Ni el mismísimo Labruna se sentiría con el derecho de adueñarse de un puesto en el club más importante del país. Y entonces, en esta búsqueda indefendible de Almeyda por encontrar un equipo después de más de 50 fechas, cualquiera puede salir. Sí, David también. El argumento de que nos devolvió a Primera, además de incomprobable, queda trunco cuando recordamos que el máximo anotador de River en la B Nacional anda desparramando sus goles por Europa. La B ya pasó y ahora estamos en la A. Y en todo caso, Cavenaghi también se sentó en el banco cuando fue necesario. Ah, y también era el capitán. Y hasta el mismo Trezeguet dejó en claro, cuando le tocó quedar afuera, que los egos y apellidos deben quedar de lado cuando se trata de defender esta camiseta. Y si hay que ser realistas, la inestabilidad de Almeyda para formar el equipo no benefició a David, quien a pesar del esfuerzo no logró mostrar su mejor versión y solo tiene un gol en el torneo. El tridente funcionó bien, pero no contra todos los rivales se puede implementar. Y si Almeyda considerara que no es conveniente utilizarlo, Trezeguet también puede salir, ¿por qué no? Más allá de su innegable jerarquía, Mora demostró categoría; Luna, cuando tuvo su chance convirtió y Gabriel Funes Mori es el goleador del equipo. ¿David merece salir? Lo tendrá que decidir Almeyda, pero lo único cierto es que esta camiseta está más allá de cualquier apellido. Y en River NADIE puede tener un puesto asegurado.