Toda la banca

Los jugadores pusieron la cara por Almeyda. Con Ponzio como bandera, River goleó 4 a 0 a Arsenal y salió del descenso directo.

Almeyda puede respirar en paz. Por lo menos por esta semana. Tras varios días difíciles que pusieron en riesgo su continuidad, esta tarde el Pelado se puede quedar tranquilo, sus jugadores lo apoyan y lo demostraron donde hay que hacerlo: dentro de la cancha.

Luego de un deslucido primer tiempo, impreciso por parte de ambos equipos, la situación parecía repetirse. River jugaba mal otra vez. Sin embargo, un derechazo de Ponzio, líder y bandera de este plantel, ponía las cosas 1-0 para el Millo y con el festejo despejaba cualquier tipo de dudas: abrazo a Almeyda y ratificación de la banca de todo el plantel.

Y en el segundo tiempo la situación se revirtió. El equipo empezó de mayor a menor y terminó dibujando una goleada impensada en los primeros 45 minutos. El desconocido nivel de Arsenal despertó la alerta en el banco y el Pelado se dio cuenta que los espacios que brindaba el rival podían ser aprovechados por el equipo. Y así fue.

Con Affranchino y Lanzini en la cancha, River fue más y terminó superando claramente a los de Sarandí. Luna amplió la ventaja convirtiendo su primer gol con la camiseta millonaria y Funes Mori, quien ingresó por el Chino en los últimos minutos, marcó un doblete con grandes definiciones incluidas.

Terminó siendo una tarde soñada para River y para Almeyda, quien podrá trabajar con tranquilidad durante la semana. El equipo terminó respondiendo desde lo futbolístico, pero lo más importante para el Pelado, el plantel demostró su total apoyo. No quedan dudas, Matías tiene toda la banca.

Por Antonella Valderrey