Mora, otra vez clave

Rodrigo Mora tuvo un buen partido en Sarandí, acercándose al nivel que tuvo ante Newell’s y haciendo olvidar su rendimiento ante Racing. Le faltó el gol. 

Es la esperanza del equipo. Entró por la ventana del hincha de River, pero Almeyda siempre destacó el gran nivel con el que llegó. Nuevamente Rodrigo Mora fue una de las figuras del equipo, que esta vez consiguió un importante triunfo.

Emulando al del encuentro ante Newell’s, el uruguayo fue la pieza más importante de mitad de cancha para adelante, dentro de un planteo que necesitaba de un gran nivel suyo.

Veloz y desequilibrante, se puso el equipo al hombro junto a Ponzio, la gran figura del encuentro. En la primera etapa, tuvo las jugadas más claras de River, con un cabezazo que pegó en el ángulo y un tiro libre que se fue cerca del arco defendido por Campestrini.

En el segundo tiempo asistió a Luna para que marcara el 2-0 y logró juntarse en algunas ocasiones con Lanzini, en una dupla que puede darle buenos resultados a Matías Almeyda.

Por Matías Navarro García

Imagen: Nicolás Aboaf / Pasión Monumental