Feliz día, a pesar de todo y de todos

A 94 años del nacimiento de Angel Labruna, el prócer Millonario, River festeja el Día Internacional del Hincha, una fecha para recordar a un grande y entender la pasión más allá de la pobrísima actualidad.

Angel Amadeo Labruna vive en el recuerdo de todos. De los que lo vieron jugar y dirigir hasta de aquellos a los que solo supieron quién fue por padres y abuelos. Angelito, el Feo, el máximo goleador del fútbol argentino, el técnico que dio la vuelta tras 17 años y pico… Labruna fue River. Y es River, porque siempre está ahí.

Jugó 533 veces con la Banda cruzándole el pecho. Hizo 293 goles. Llegó al club a los 10 años. Fue campeón con La Máquina y en el 75, del otro lado de la línea de cal. Boca fue su enemigo, como nadie representó lo que es el Superclásico y su folclore.

Su amor por River fue enorme. Sufrió mucho cuando lo dejaron libre. Gozó como nadie por haber roto la mufa de los años sin vueltas olímpicas. Labruna es River de verdad: es galera y bastón, es estilo, es eso que se perdió hace años.

Hoy, a 94 años de su natalicio, que el día no solo sirva para festejar el Día Internacional del Hincha, algo que quedó patentado hace años a modo de homenaje para un tipo que debe servir como guía para entender lo que es River.