Uno x uno

Pasión Monumental y los puntajes de los jugadores. Dentro de la mediocridad, zafaron Barovero, Bottinelli, Ponzio y Diego Martínez.

Marcelo Barovero (6): tuvo un par de atajadas muy buenas, ante Vietto y Ortíz. En el gol el mérito es todo de Cahais por su cabezazo.

Jonatan Maidana (-): jugó apenas siete minutos.

Germán Pezzella (5): revoleó mucho y fue desprolijo, pero se comió a Sand.

Jonathan Botinelli (6): el mejor partido desde que está en River. Lideró la defensa, fue seguro de arriba y abajo.

Diego Martínez (6): Centurión no lo pasó nunca y se animó a pasar al ataque. Le deben dar continuidad.

Carlos Sánchez (4): no sufrió cuando jugó de 4, pero fue intrascendente arriba. Por eso salió.

Leonardo Ponzio (5,5): muchas veces termina como el lanzador de River, algo que no siente. Igual terminó siendo el más claro del medio para arriba.

Martín Aguirre (4): pegó, le pegaron. Jugó poco. Le pesó la responsabilidad de crear juego.

Ariel Rojas (3): no desniveló nunca por su banda, sus centros fueron improductivos y, encima, hizo una tonta falta sobre un costado. De ahí vino el centro y el gol de Racing.

David Trezeguet (5): rebota y pica, ese es su juego. Tuvo dos chances: un cabezazo besó un palo y una media vuelta pasó cerca.

Rogelio Funes Mori (4,5): peleó mucho con Ortíz y Migliónico, salió a los costados y se apuró al definir en una jugada.

Los que ingresaron

Facundo Affranchino (5): no desentonó ni de 8 ni de 4. Apostó por el mano a mano, le faltó más precisión. Vale.

Manuel Lanzini (4): por fin jugó de enganche, pero en 30 minutos no se enganchó.

Rodrigo Mora (5): se estacionó en la derecha y desde allí intentó desnivelar.

Por Leandro Buonsante

Imagen: Nicolás Aboaf