Vuelve a sus fuentes

Almeyda se juega el futuro y apuesta por su preferido 4-4-2 para recibir a con Racing. Maidana va de 4. Entran Pezzella, Diego Martínez y Aguirre.

“Estoy cerca del equipo que pretendo. Es el esquema que mejor encaja”.

Pasaron 12 días de esta declaración que fue casi una sentencia de Matías Almeyda. River había empatado 3 a 3 con Newell´s, pero el 4-3-3 lo había conformado más allá de la bronca por la igualdad tras ir ganando por dos goles. A Vélez, sin Ponzio y Mercado, le salió a jugar de la misma forma. Ahora, entre lesiones y una presión sin igual desde que conduce los destinos futbolísticos de River, el Pelado cambia. Otra vez. Vuelve a sus fuentes…

Para recibir a Racing, el próximo domingo, Almeyda ensayó con un 4-4-2, el sistema que mejores resultados le dio. En la B Nacional, sobre un total de 38 partidos, arrancó 22 veces con ese dibujo. En Primera comenzó así en las primeras cinco fechas: Belgrano, Estudiantes, Tigre, San Lorenzo y Colón. Hasta que cambió por el tridente. ¿Cómo le fue? Ganó 15 partidos, empató 9 y perdió 3.

Habrá cuatro modificaciones en relación a los que empezaron en Liniers. Afuera Abecasis (táctico), Ramiro Funes Mori (suspensión), Cirigliano (táctico) y Mora (lesión). Pezzella (en yunta con Bottinelli), Diego Martínez (debut en torneos AFA, ya jugó por Copa Argentina), Ponzio (vuelve tras la suspensión) y Aguirre. La novedad es que Jonatan Maidana jugará como lateral derecho. El antecedente en esa posición con Almeyda como DT no es bueno: jugó en el 0-1 ante Boca, en Mendoza.

¿Los once? Barovero: Maidana, Pezzella, Bottinelli, Martínez; Sánchez, Ponzio, Aguirre, Rojas; Rogelio Funes Mori y Trezeguet. Estos jugaron ante la Cuarta, reforzada con Vega, Abecasis, Ledesma, Luna y Mora, quien a pesar su contractura entró un rato e irá al banco. Ganaron 3-0, con dos de Funes Mori y el restante de Aguirre.

Sin dudas que la baja del mellizo defensor, sumado a no querer riesgos apostando por los resistidos Vella y Arano, hicieron que Almeyda se la juegue por Diego Martínez. Como también está claro que la lesión de Mora hizo que se rompa el tridente. Por eso Almeyda vuelve a las fuentes. A sus fuentes…

Por Leandro Buonsante

Imagen: Nicolás Aboaf – Pasión Monumental