El archivo lo condena

Aunque Passarella ratificó en su cargo a Matías Almeyda, su historial muestra que en casos similares terminó actuando de manera opuesta. Pasión Monumental hace un repaso por las contradicciones del presidente.

“Merece más oportunidades porque se las ganó”, esbozó ayer el Kaiser cuando leyó su efímero comunicado, que años luz estuvo de parecerse a una conferencia de prensa. El dueño del mimo es, claramente, Matías Almeyda. A juzgar por sus palabras pareciera como que el Pelado continuará varias fechas más al frente del equipo. Pero…

Desde que Passarella asumió como presidente, allá por diciembre de 2009, tuvo cuatro técnicos diferentes en lo que  va de su mandato: Leonardo Astrada, Angel Cappa, Juan José López y Matías Almeyda. A dos de ellos los echó, no sin antes ratificarles su confianza. Pero el caso del Jefe es más elocuente y tuvo un testigo particular.

“Astrada tiene un año más de vínculo y es un contrato adecuado. Nos debemos conjugar para tener un proyecto a futuro. Lo queremos apoyar en todo lo que podamos”, decía el Kaiser apenas asumió lo que era una herencia de Aguilar. Incluso, al Negro lo ratificó delante del grupo con Almeyda presente. Sí, el Pelado era jugador y capitán en ese momento. Por eso, no tendría que estar tan confiado en las palabras del presidente.

“No cumplió lo que dijo frente al grupo”, dijo Astrada en aquel momento y hasta dejó entrever que Passarella lo presionó para sacar del plantel a Marcelo Gallardo, ¿uno de los posibles remplazantes de Almeyda?

Y si de contradicciones hablamos, nadie puede pasar por alto la última, la que más sintieron y recuerdan los hinchas de River. “Si dejo ir a Cavenaghi y a Domínguez estaría loco”, declaró el Kaiser durante el campeonato de la B Nacional. No hace falta entrar en detalles de lo que pasó después, con los dos referentes yéndose por la ventana. Y el testigo directo, esta vez involucrado en el hecho, fue nuevamente Matías Almeyda.

Por todo esto, el Pelado debería tomar con pinzas las palabras del presidente. El comunicado de ayer parece un respaldo a medias. El Pelado sabe que depende de los resultados. En los dichos de Passarella, queda claro, no debería confiar…

Por Antonella Valderrey