Se bajó solo

Omar Labruna, que sonó ante la posible ida de Almeyda, avisó desde Chile, donde dirige a Colo Colo, que seguirá allí a pesar de un llamado de Passarella.

Tiene un apellido ilustre. Por eso siempre está una lista cada vez que River busca técnico. Ahora, con la situación endeble de Almeyda, Omar Labruna volvió a tomar fuerza. Pero él se bajó solo de la carrera. “En todos los equipos donde voy, pongo una cláusula en caso de que aparezca River Plate, porque siempre es un tema para analizar. Pero cuando llegué a Colo Colo fue en el único lugar donde no puse esa cláusula”, afirmó desde el otro lado de la Cordillera.

El hijo de Angelito está haciendo una buena campaña en Chile, donde dirige, según él, “al equipo más grande de este país”. En diez fechas está a cuatro puntos de Rangers y Universidad de Chile, los líderes. “Vine a Colo Colo con un proyecto, con un contrato de un año que estoy dispuesto a cumplir. Que se me nombre en River es muy importante, pero en Chile me siento muy a gusto también”,  cerró, despejando el panorama y excluyéndose de una potencial pelea por el banco.