“Voy fastidioso a los entrenamientos”

Con bronca por no jugar, Luciano tano Vella se descargó: “Almeyda no nos explica porqué entra un jugador”. Y fue irónico: “No sé si la gente espera que juegue como Maicon o como Dani Alves”. 

Trezeguet pidió silencio, humildad y trabajo. Avisó que mañana, en Ezeiza, dará una conferencia de prensa. Un gesto de referente ante la adversidad. Pero parece que un par de compañeros no escucharon la suplica del líder. Ayer fue Lanzini el que abrió la boca. Hoy, Luciano Vella, hizo público su descontento por no estar en la consideración del DT.

En Radio Cooperativa, el lateral derecho que llegó a River hace más de un año y no logró consolidarse, manifestó su bronca con la realidad que le toca vivir: “Ya no me imagino más si voy o no a jugar”, sentenció luego de la decisión del DT de optar por Abecasis para el partido frente a Velez. “Almeyda no habló conmigo. En el último momento se decidió por Lucho (Abecasis)”. Vella fue titular con Belgrano, como lateral izquierdo, y luego no tuvo más chances.

El ex Newell´s es consciente de que no es del agrado del hincha, aunque se defiende de las críticas: “Me siento un poco cuestionado. A veces pienso y me pongo un poco mal. Yo no me fui al descenso con River”. Por las dudas, por si hacía falta algo mas, soltó: “No sé si la gente espera que juegue como Maicon o Dani Alves, habría que traerlo del Barcelona”, dijo con ironía.

Sin embargo, Vella imploró: “Tienen que dejar trabajar a Almeyda hasta que el diga basta. Agarró un fierro super caliente, logró el objetivo y ahora los resultados en Primera no son buenos. Pero tampoco son tan malos”.

Sobre las críticas al grupo, Vella, con autoridad, quizá más de la que le confieren sus antecedentes, apuntó a los ex River que no vinieron en el momento más difícil de la institución: “La gente está acostumbrada a jugadores excelentes, pero no volvieron y no están acá”. Ante esta realidad, bancó a sus amigos:  “Los grandes jugadores, si quisieran a River, tendrían que haber venido como hicieron Fer (Cavenaghi) y el Chori (Domínguez)”.

Con su impronta habitual, con una personalidad diferente, con un perfil que difiere del futbolista medio, Vella habló de todo y de todos. Y en el final dejó claro un mensaje: “El domingo hay que ganar como sea”.