“Que de la mano, del uruguayo…”

Con el prometedor estreno de Rodrigo Mora, Pasión Monumental hace un repaso de aquellos orientales que dejaron marcas imborrables. Desde la gente que no comía para ver a Walter Gómez hasta la gloria con Enzo Francescoli. 

Década del ’30. El primero fue Pedro Lago, quien llegó en 1931. “El Mulero”, como la llamaban en esa época, marcó 33 goles en 4 temporadas y fue campeón en 1932.

Además, jugaron Pablo Dorado, Ismael Martínez, José Lamas, Clotardo Dendi y Juan Bautista Besuzzo.

Década del ’40. En esta década llegaron Julio Barrios, Avelino Cadilla, Ismael Rivero, Joaquín Bermúdez.

Década del ’50. En 1950, llegó al club uno de los máximos referentes arribados dese Uruguay. “La gente ya no come para ver a Walter Gómez”, decía la canción y no era exagerada. Los hinchas, y no solo los de River, estaban maravillados con el talento del oriental, quien se transformó en uno de los máximos anotadores de la institución. Fue campeón en las temporadas 1952, 1953 y 1955 y marcó 76 goles.

En esta década también jugaron: Luis Ernesto Castro y Iseo Fausto Roselló.

Década del ’60. Pasaron por River Domingo Pérez, Luis Cubilla, uno de los mejores punteros de la época y quien volvió a River años más tarde como entrenador; y Roberto Matosas, quien llegó con un pase que fue récord para la época, cercano a los 33 millones.

Década del ’70. En esta década pasaron por el club Jorge Vázquez, Baudilio Jáuregui, Omar Correa, Alfredo De los Santos, Juan Ramón Carrasco.

Década del ’80. Esta es, sin dudas, la década de los mejores jugadores uruguayos que vistieron la camiseta millonaria. Los máximos referentes: Antonio Alzamendi, campeón de la Libertadores y la Intercontinental de 1986, en esta última marcando el gol consagratorio para River; y el gran Enzo Francescoli, uno de los más grandes ídolos de la institución. En Enzo es el máximo goleador uruguayo  con la camiseta del Millo, con 115 tantos. Fue campeón en la temporada 1985/1986 y luego, en su vuelta, fue 4 veces campeón entre 1994 y 1997, además de ganar la Copa Libertadores de América de 1996 y la Supercopa de 1997.

Completan la lista: Alberto Bica, Carlos Berruela, Jorge Villazán, Rubens Navarro, Daniel Carreño, Carlos Saralegui, Jorge Polilla Da Silva, Rubén Polillita Da Silva, el tercer goleador uruguayo en la historia de la institución; Hugo De León, integrante del plantel campeón dirigido en su primera rueda por Reinaldo Merlo y ganador de la Copa Interamericana de 1987; Nelson Gutiérrez y Mario Saralegui.

Década del ’90. Cuatro uruguayos jugaron en River en esta época: Alfonso Domínguez, Javier Zeoli, Leonardo Ramos y Néstor Gabriel Cedrés, campeón invicto en 1994 ganador de la Copa Libertadores de 1996.

Década del ’00. Desde el 2000 hasta la fecha, la lista de orientales es extensa. Desde el primero de la década, Daniel Fonseca, hasta los actuales Carlos Sánchez y Rodrigo Mora, pasaron: Martín Del Campo, Máximo Lucas, Marcelo Sosa, Carlos Diogo, Sebastián Abreu, Robert Flores, Juan Manuel Díaz.

La lista histórica la completan Ricardo Bitancort, Luis Cubilla (hijo), Gustavo Fernández, Alfredo Pini, Martín Taborda y Horacio Troche, jugadores que aunque arribaron al club no disputaron ningún encuentro oficial con la camiseta millonaria.

Rodrigo Mora es el jugador número 54 que llega a Núñez. Su historia recién comienza. Tuvo un gran estreno en el Monumental. Juego, desparpajo, gambetas y un golazo. No es cuestión de apurarse con este uruguayo, pero sin dudas que puede marcar historia como otros tantos de su tierra.

Por Antonella Valderrey

Agradecimiento: Silvio Maverino