El árbitro menos querido

Patricio Loustau volverá a dirigir un partido de River, luego de su polémica labor en el último clásico, que condicionó la situación del equipo la temporada previa al descenso.

La AFA dio a conocer la lista de jueces para la séptima fecha del torneo y la designación de Loustau para el partido ante Vélez trae los peores recuerdos para los hinchas del Millo.

El árbitro dirigió por última vez a River en el superclásico del Clausura 2011, tarde en la que Boca ganó por 2-0. Aquel día, no cobró varios penales a favor de los dirigidos por Juan José López; expulsó al actual entrenador, Matías Almeyda, y provocó la pelea entre Passarella y Grondona, uno de los condicionantes del peor desenlace para los de Núñez.

Y la designación también fue polémica. Loustau tuvo que dirigir de urgencia por una operación de apendicitis de Héctor Baldassi, el primer designado, aunque con un detalle no menor: el juez ya había arbitrado a Boca la fecha anterior, por lo que no debería haber podido dirigir nuevamente al conjunto xeneize, tal como lo marca el reglamento de la AFA.

Sin embargo, nada de eso importó y, por si fuera poco, tampoco fue castigado por el Colegio de Arbitros.

Sin dudas, uno de los jueces menos queridos por la parcialidad millonaria. Ahora resta esperar que el próximo domingo, ante Vélez, Loustau deje atrás aquella polémica actuación y tenga una mejor noche en Liniers.