“Empezará una nueva era”

Matías Almeyda, consciente de los cuestionamientos, pega un golpe de timón para enderezar el barco. “Puedo jugar con tres delanteros o con un enganche”, avisa. 

En el ojo de la tormenta. Así se siente el técnico de River. Su equipo, tibio, carente de inspiración y signado por una alarmante falta de generación de juego, no genera confianza. Lo sabe, hasta lo asume.

Autocrítico. Así se mostró en diálogo con Fernando Niembro, en el programa “Las voces del futbol” (Radio 9). “Tenemos muchísimas cosas por mejorar, es trabajo y ojalá que lo podamos cumplir”, arrancó. Sabe Almeyda, que se lo mira de reojo. Que su idea de juego todavía se desconoce.

Sin embargo, se atajó: “River no es el Manchester, somos River que viene del Nacional B”, abrió el paraguas, como justificando el momento futbolístico. Y se hizo cargo también de que a lo largo de su carrera como entrenador “nunca terminamos de convencer”. Van 48 partidos oficiales del Pelado y hay muchas cosas en el debe. Y si bien el comienzo en el Torneo Inicial no es malo desde los resultados, el volumen de juego está lejos del esperado.

Pero anunció una nueva era. Intentando escapar del 4-4-2 que tanto le costó consolidar, el Pelado avisó: “El próximo partido jugaremos con tres delanteros o con un enganche”. ¿Quién se engancha? Porque fue el mismo Almeyda quien dijo: “Yo no lo veo a Lanzini para que sea el enganche de River. Cuando lo puse ahí, se perdió”.

Tiene cinco días para pensar qué hacer frente a Newell`s. Con muchos interrogantes, Almeyda sabe que tiene que pegar un volantazo para revertir las criticas.

¿Podrá?