Un resultado impensado

El primer equipo de Básquet de River cayó en el Microestadio del Monumental ante San Antonio de Padua. El conjunto de Roberto Santín hizo un partido correcto, pero el rival, que marchaba penúltimo en el torneo fue superior y por eso ganó 73-55.

Por una nueva fecha de la Liga A1 Metropolitana de Básquet, River perdió ante San Antonio de Padua por 73 a 55. El Millonario nunca pudo imponerse en el juego, independientemente de que realizó un partido correcto, porque trianguló jugadas, corrió durante todo el encuentro e intentó hacer uso de la marca.

El rendimiento físico, la altura de varios de los jugadores del equipo visitante y el potencial en cada una de sus líneas fue la combinación perfecta para neutralizar a River en el partido. Santín colocó en cancha a sus hombres de mayor experiencia debido a que los tres chicos Sub 21 que ingresan reglamentariamente solamente participaron  en el último cuarto, cuando la ventaja se estiró a 20 puntos.

El Millonario jugó bien, realizó un digno partido en todas sus líneas de juego pero cayó porque todo lo realizado en la cancha,  San Antonio de Padua lo hizo mucho mejor. Incluso, aprovechó las reiteradas conversiones de triples, algo de lo que River todavía necesita trabajar para poder concretar.

El próximo viernes desde las 21, River jugará su tercer partido en siete días. Será ante José Hernandez en el Microestadio de Núñez. Allí buscará recuperarse de la derrota ante San Antonio de Padua que obtuvo un importante y festejado triunfo en el Monumental, e intentará sumar un triunfo para volver a treparse al plano de los primeros equipos de la tabla general.

Por Roberto Blanco