No fue la vuelta esperada

Volvió Trezeguet tras la tendinitis, pero el francés jugó uno de sus peores partidos desde que volvió al fútbol argentino. No tuvo ocasiones de gol. 

Volvía él. El Rey David. El más querido por la gente. Pero no fue el regreso esperado luego de la tendinitis que lo dejó afuera del choque con Tigre.

David Trezeguet tuvo uno de los partidos más flojos desde que juega en River. No es novedad que haya participado poco del juego, aunque no fue determinante en el área. También tuvo que ver que sus compañeros lo buscaron poco. Quien más intentó conectarse con él fue Funes Mori, pero siempre anduvieron a contramano.

Como es su costumbre, el francés rebotó bien de espaldas e hizo esos clásicos cambios de frente para limpiar la jugada. A la hora de ir a buscar el centro, su cabeza brillante no lució más que el resto. Una pena.