Oui, oui, vuelve David

Trezeguet trabajó a la par de sus compañeros y estará con San Lorenzo. Evolucionó favorablemente de la tendinitis y entrará por Villalva. 

No se lo quería perder. Y no se lo pierde. Trezeguet, que ante Tigre decidió parar por la tendinitis que lo aquejaba en su tobillo derecho, va a estar en el clásico del domingo frente al San Lorenzo de Caruso Lombardi.

Hoy por la mañana, en Ezeiza, en el primero de los dos turnos de la jornada, el franco-argentino se movió a la par de sus compañeros y no evidenció rastro alguno de la lesión. De hecho, se calzó la pechera azul y participó de un ensayo de fútbol reducido informal de siete contra siete. A David lo acompañaron: Barovero, Mercado, Maidana, Ponzio, Sánchez y Rogelio Funes Mori.

En dicho partido, protagonizó la jugada que provocó el susto de la mañana. Recibió un pase del mellizo, tocó hacia el gol y la pelota se fue besando el palo. Pero lo peor fue que trastabilló y chocó contra el poste izquierdo. Las alarmas se encendieron, ya que Trezeguet comenzó a tomarse el tobillo derecho, ese que cuida entre algodones por una tendinitis. Al toque, el doctor Gustavo Ríos lo revisó y David siguió jugando. Tras la falsa alarma, hasta se dio el lujo de convertir un par de goles.

Su vuelta es un hecho. El Keko Villalva, tras sacarse un aprobado en Victoria con gol incluido, va a dejar el once titular.