Bottinelli, inhabilitado

La AFIP afirmó que la operación por el pase del futbolista de River “brinda un marco poco transparente”. Por eso, la AFA decidió inhabilitarlo hasta que se aclare la situación.

En el pase de Bottinelli, que estaba jugando en San Lorenzo y luego pasó a River, interviene un club chileno y se sospecha que en la operación se concretó “una maniobra de opacidad fiscal que permitiría ocultar los verdaderos valores de transacción así como los intervinientes en la misma”.Se trata del club Unión San Felipe, que intervino en el pase por un monto de 1,7 millones de dólares y que -según indicó AFIP- “pertenecería a inversores argentinos”.

El contrato prevé una transferencia de fondos a un banco ubicado en Miami y la investigación de la AFIP apunta a determinar si el club chileno tiene lazos comerciales con firmas constituidas en las Islas Vírgenes. De acuerdo a los registros de la AFIP, el club chileno le vendió a River Plate el 60 por ciento de los derechos económicos del futbolista, por caso dos millones de dólares, según publicaciones periodísticas.“La operatoria brinda un marco poco transparente, dado que permitiría ocultar posibles pagos de comisiones a sujetos intervinientes en la misma -como inversores y/o representantes-, sumado al agravante de salida de divisas que estos contratos conllevan”, indicó el organismo.La información disponible en la AFIP determina que el jugador se desempeñó hasta junio en San Lorenzo, para luego quedar el “libertad de contratación” por lo que “los derechos del pase estaban en propiedad del propio deportista”.

Pero, el contrato que liga al jugador con River, “indica que el dueño del pase del jugador (derechos económicos y federativos), no es Bottinelli, sino el Club Unión San Felipe”.El 3 de agosto pasado, la prensa chilena publicaba que la transferencia de Bottinelli a River se hizo desde Unión San Felipe, “debido a que el grupo inversor dueño de la carta del hermano de Darío Bottinelli lo inscribió en la tienda sanfelipeña”.Además consignaba en ese momento que “en caso de que -Bottinelli- dispute 5 partidos y medio con el cuadro ‘millonario°, ellos deberán resarcir a los del valle del Aconcagua con 550 mil dólares”.

La AFIP indicó a su vez que Bottinelli no presentó la Declaración Jurada y que el club Unión San Felipe, “pertenecería” a inversores argentinos.El sitio web de la entidad deportiva chilena identifica como presidente a Sebastián Delgado, como directores a Raúl Delgado, Omar Cerigliano, Pablo Delgado y Felipe Rodríguez, mientras que como presidente de la Rama Futbol, figura Eduardo Olivares.

Según la prensa chilena Raúl Delgado es el responsable de la Sociedad anónima que maneja el club. Por eso, la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino es la de inhabilitarlo provisoriamente hasta que se aclare la situación y se compruebe que la transacción se realizó dentro de parámetros legales.

Fuente: Télam