River y una página dorada en la historia

Londres 2012 quedará grabado para siempre dentro de la historia grande del Handball argentino. Este seleccionado, dirigido por Eduardo Gallardo, no solo realizó una digna participación sino que además consiguió un logro del que se espera sea solo el comienzo.

Un sueño cumplido para toda la Confederación Argentina de Handball, que el año pasado celebró sus primeros 90 años de historia y que pudo coronarlo de la mejor manera. El primero de esos sueños se terminó de concretar en la final de los Juegos Panamericanos disputados en Guadalajara, México. Argentina derrotó en la final nada menos que a Brasil por 26 a 23 y se quedó con la medalla de oro. Su técnico, que además es el Coordinador General del handball de River Plate, declaraba emocionado: ”Son jugadores con hambre de gloria, por eso han logrado todo esto. La presencia en los juegos británicos hará crecer la disciplina en nuestro país”.

El triunfo sobre Brasil en tierras aztecas fue solo el comienzo. La presea dorada fue el pasaporte a unos Juegos Olímpicos históricos que por primera vez contarían con la presencia del Handball argentino tras años de intentos. Por tal motivo, no fue una cita olímpica más debido a que quedará grabada para siempre la inefable emoción que sintieron esos jugadores designados para representar a miles de enamorados de este deporte, hinchas, jugadores y técnicos.

”No hay dudas de que los atletas argentinos más emocionados, e incluso hasta se ven lagrimas en sus ojos, son Los Gladiadores, el equipo argentino de Handball dirigido por Eduardo Gallardo que llevó a esta disciplina por primera vez a los Juegos Olímpicos”, relataba un periodista radial que se encontraba viviendo la espectacular ceremonia inaugural de la que se calcula, fue vista por más de 900 millones de personas.

Esos registros reflejan lo hermoso que fue ver al elenco argentino en tierras británicas intentando dejar su mejor marca. El esfuerzo se vio reflejado en todos los partidos, independientemente de cada uno de los resultados. Pero como si fuera poco, este equipo integrado por dos jugadores del Club Atlético River Plate como Juan Manuel Vázquez y Pablo Portela, el primero, autor de cinco goles en el único triunfo albiceleste por 32 a 21 sobre el seleccionado local. Una victoria que les adjudica a estos jugadores, a Eduardo Gallardo y Guillermo Cazón varios párrafos escritos dentro de esta gran historia.

Las medallas recibidas junto a los ganadores en el podio, pueden esperar. Pero sin lugar a dudas, River Plate y su gente hicieron que la medalla de la moral brille como tanto y más que la presea dorada. Porque cada uno de los argentinos pudo ver el enorme esfuerzo, se obtuvo un importante triunfo ante una potencia y las derrotas formaron parte del inevitable juego que propone el rodaje.

¡Felicitaciones, a todo el plantel argentino y a los integrantes olímpicos del Club Atlético River Plate!

Por Roberto Blanco