Con la 10 bajo el brazo

Manuel Lanzini no estuvo presente esta mañana en la vuelta de River a los entrenamientos debido a que fue papá de Benjamín.

Luego de dos días de descanso, el plantel millonario volvió a las prácticas en el predio de Ezeiza, previo desayuno en el Holiday Inn, y tuvo un ausente, con aviso.

Lanzini no se presentó a entrenar porque estuvo en compañía de su novia Victoria, quien dio a luz a Benjamín, el primer hijo de la joven pareja.

Luego de su paso por Brasil, el mediocampista, de solo 19 años, volvió a River para convertirse en una pieza importante en el nuevo equipo de Matías Almeyda. De hecho, el DT confirmó en la semana que será el responsable de llevar la camiseta número 10.

Sí, en este caso, Benja vino con la 10 bajo el brazo.

Imagen: @ignacioroman