Burdisso, muy complicado

¿Qué pasó para que lo que estaba avanzado esté a punto de caerse? River no entabló conversaciones con Rosario Central, dueño del 100% de los derechos federativos del defensor, quien optaría por jugar en Boca. 

Guillermo Burdisso tenía su contrato cerrado con River. El viernes, su representante y dueño de la mitad del pase, Fernando Hidalgo, arregló todo de palabra con los dirigentes Millonarios. Pero estos se olvidaron un paso clave: charlar con sus pares de Central, quien tiene el 100 por ciento de los derechos federativos. Y, así las cosas, la historia se complica. Y mucho.

Boca se metió en la negociación. Aprovechó el descuido de Diego Turnes. Porque el vice primero fue quien comenzó a negociar con Hidalgo, de mala relación Passarella. El apoderado viajó a Portugal y afirmó que tenía una oferta de Benfica, algo desmentido por el presidente del club luso. Mientras, Boca hizo mejor los deberes. El martes a la noche, José Requejo, mano derecha de Angelici, se reunió con Gonzalo Belloso, manager de Central. Norberto Speciale, presidente Canalla, reconoció que “la única oferta que tuvimos fue la de Boca”. Los números habrían satisfecho en Rosario. ¿Y River? “Nos hizo una oferta hace 15 días y fue descartada”.

Mientras, Burdisso sigue en su casa de Altos de Chipión, Córdoba, a la espera de una definición. Sólo él sabe por qué club decidirá. Ayer dijo que la historia estaba “50 y 50″. Hidalgo vuelve el viernes a la Argentina. El hermano de Nico se va alejando de Núñez.