“Peleamos por muchas cosas y eso nos jugó en contra”

Alejandro Domínguez también hizo su descargo y reconoció que haber luchado por los intereses del club y de los jugadores fue uno de los motivos que derivaron en su alejamiento.

Fiel a su estilo, el Chori tampoco dejó pasar la oportunidad para dar a conocer su enojo por la situación que les tocó vivir, pero a diferencia de Cavenaghi apuntó también con el técnico de River: “Me sentí muy dolido por la actitud de Almeyda. Si a vos un presidente te dice no quiero a tal jugador y si no te vas, te tenés que ir”.

“Le mandé un mensaje diciéndole que quería hablar para dejarlo mejor parado. Me dijo que me llamaba al otro día porque estaba durmiendo y sé que no era así. Después me dijo que la decisión fue de él, que lo desbordó la situación y me pidió perdón. Yo no tengo rencor contra nadie, le deseo lo mejor” y agregó: “En su momento, Almeyda me dijo que me tenía que dedicar a jugar y callarme la boca porque estaba ganando plata y le dije que le regalaba el premio a mis compañeros, que no me importaba. Él me atacaba como diciendo que le traía problemas al grupo”.

Y por otro lado, reconoció que haber peleado por los intereses del club fue una de las causas de su desvinculación: “Peleamos por muchas cosas, porque nuestros compañeros ganen mes por mes. Hacía dos años que no cobraban. Fuimos a pedir que les paguen. Era lo que creíamos normal, pero nos jugó en contra. Llegábamos a Ezeiza y estaban las mismas sillas rotas que cuando nos fuimos en el 2001, no había calefacción. Nuestras familias venían a ayudar, a pintar los vestuarios, los baños”, declaró el Chori en el programa “Animales sueltos”, por América.

Por último, aclaró que no podría jugar en Argentina para no enfrentar al Millo: “No podría jugar contra River, más que nada por respeto al club que me contrate porque sé que no lo haría de la mejor manera”.