Un ejemplo a seguir

Aunque la pretemporada comienza el miércoles, David Trezeguet se entrenó en el Monumental por segundo día consecutivo y por motus propio. Un profesional con todas las letras.

Desde su llegada a River, David se convirtió en un espejo para todos los jugadores, principalmente para los más jóvenes que siempre recibieron sus palabras como consejos más que importantes en su crecimiento como futbolistas.

Durante el campeonato fueron muchas las oportunidades en las que Trezeguet se quedó luego de las prácticas para mejorar desde lo físico y por qué no, desde lo táctico. “Uno nunca deja de aprender”, decía por ese entonces.

Y en esta oportunidad vuelve a ocurrir lo mismo. Aunque tanto jugadores como cuerpo técnico vuelven a encontrarse mañana desde las 16 en el Monumental, David decidió entrenarse ni bien llegó de sus vacaciones y antes del comienzo de la pretemporada.

Es por eso que tanto ayer como esta tarde el Núñez, el delantero volvió al ruedo bajo las órdenes del profe Guido Bonini, dejando en claro que se prepara con todo para darle lo mejor a River en esta vuelta a primera, donde las salidas de Cavenaghi y Domínguez lo hacen aún más importante en el plantel, ¿será el capitán? Hay que esperar.

Si bien es cierto que su edad hace que irremediablemente tenga que preocuparse un poco más por su físico, también se trata de un acto de voluntad enorme y un ejemplo de esos que motivan al resto del plantel. David es el gran líder y lo demuestra. Para imitar.

Por Antonella Valderrey