Se fue sin que lo llamen

El mediocampista, quien luchó todo el año y finalmente terminó siendo titular, no recibió ninguna señal de River y se fue a Venezuela.

Su préstamo venció el 30 de junio y ante la falta de comunicación de los dirigentes comenzó a buscar nuevos rumbos para continuar su carrera futbolística.

Más allá de sus altibajos futbolísticos el Maestrico, podría haber sido una opción como mediocampista izquierdo, teniendo en cuenta la decisión de Almeyda de llevar a Ocampos a su posición natural de delantero. Sin embargo la liberación del cupo de extranjero fue determinante a la hora de evaluar su continuidad.