A Ocampos lo quiere arriba

Almeyda piensa en el pibe como delantero, su puesto en inferiores. Igualmente, no se descarta que Lucas sea transferido.

Fue un año tremendo para Lucas Ocampos. Debutó en Primera, con la presión de hacerlo en el momento más angustiante. Fue una de las grandes apuestas de Almeyda en la temporada. Porque el técnico le dio la titularidad, algo que mantuvo hasta la fecha 28, cuando el puesto de volante por izquierda pasó a ser de César González. Pero el ex Quilmes fue el único que jugó los 38 partidos del año. Recién ahora, tras jugar con la Selección Sub 20 en el Chaco, Lucas se tomará vacaciones. Por fin. Eso sí: para lo que viene, el Pelado le tiene un lugar guardado.

“Ocampos podría jugar arriba”, dijo Almeyda hace unos días. Así lo imagina para el equipo que comenzará el 5 de agosto el Torneo Inicial, aunque en principio sería la alternativa de Funes Mori y Trezeguet, la dupla que comenzaría. No olvidar que el pibe fue centrodelantero en Quilmes y en sus primeros tiempos en River, hasta que subió a Primera y Matías Jesús le encontró un lugar como mediocampista.

Igualmente, en River no descartan que Ocampos sea transferido. Mientras buscan cerrar los refuerzos, saben que una venta aportaría para el tan mentado campeonato económico que quiere ganar Passarella. El presidente ya remarcó que a Lucas sólo lo transfiere por 20 millones de euros, algo fijado en la cláusula de rescisión. Hace unos meses, Bayern Munich, Real Madrid, Barcelona y Roma, entre otros, habían preguntado por él. Actualmente, el mercado europeo está quieto, pero no hay que descartar nada.

Por ahora, Ocampos se queda. Y Almeyda lo imagina arriba.