“Nos sentimos traicionados”

Fernando Cavenaghi rompió el silencio y le pegó duro a la dirigencia y a Matías Almeyda. “Mientras esté Passarella no vuelvo más a River, no piso ni la cancha”, dijo.

Se fue de la peor manera, traicionado y nadie le agradeció lo que hizo por el club. El hincha lo sabía, pero faltaba su palabra, todos la estaban esperando y llegó. Como se esperaba, el Torito dejó en claro que se portaron mal con él y no se calló nada.

“No la esperaba, de esta manera seguro que no lo esperaba, después hay un entrenador que puede tomar decisiones y lo entiendo. Nunca nos pusimos en contra de Almeyda, no nos gustó cómo nos trató, porque sabe lo que hicimos y el compromiso, lo mínimo que esperábamos era un reconocimiento del club”, expresó el delantero en “La última palabra”, por Fox Sports.

Cuando se le preguntó si después de todo lo ocurrido entiende la situación, Cavenaghi respondió: “Personalmente, después de hacer varios análisis, no me sorprende lo que pasó. Tuvimos que luchar para llegar, había rescindido contrato con dos clubes, me tenían que decir vení y nada más y sin emabargo tuve que hacer varias cosas para llegar”.

Sobre su relación con el DT millonario, dijo: “Almeyda me llamó y me puso condiciones. Cuando lo respaldamos no lo hicimos especulando, a esta altura de nuestras carreras no necesitamos chuparle las medias a nadie, nos parecía que el entrenador y los jugadores eran piezas claves para conseguir el ascenso a Primera. Nos molestó cómo se dio todo, esperaba otra respuesta de él”. También reconoció que se enteró que durante el torneo, el presidente se reunió con otro técnico: “Yo estoy seguro de que se había juntado con otro entrenador por eso lo respaldamos y dimos la cara porque lo sentíamos.”.

Y cuando le tocó hablar de Passarella, no dejó lugar a la duda, además de afirmar que no volvería mientras esta dirigencia siga en River: “Mientras esté Passarella no vuelvo nunca más, no piso ni la cancha. Es más en otra situación no hubiera vuelto”. Y recordó cómo fue su vuelta al club: “Hablé en la casa con él, aclaramos lo que había pasado. Nos pedimos disculpas, acá estamos todos por River, es el momento de la unión este momento del club tan difícil e histórico y dijo que no se iba a olvidar del gesto”.

El delantero también reconoció que vivió momentos duros durante el torneo: “Pasé mucha angustia, a veces llegaba a mi casa y lloraba sin saber por qué, Matías me ayudó en ese momento. Después de vivir lo peor no puedo creer tener que irme, quiero la camiseta y quedó más que demostrado. No es fácil, es durísimo, la vida sigue, uno tiene que seguir jugando, tenemos varios años por delante, será otro club, que quiera contar con nosotros”.

Sobre su futuro, dijo: “Me voy a ir de vacaciones, relajarme un poco y después entrenarme para estar preparado. No descarto nada, en algún lugar donde me muestren el interés de que puedo ser importante”.

Por último, le dejó un mensaje a la gente de River: “Solo agradecimiento al hincha, lo que vivimos este año fue impresionante, histórico, entrenar con canchas llenas, fue el mejor año de mi carrera más allá de que sufrí, fue el titulo mas importante, porque fue una situación límite porque fue el club del cual soy hincha, por el grupo espectacular de compañeros, disfrute mucho este año”.

Por Antonella Valderrey