Negociaciones en marcha

Saja, Lugano, Tagliafico, Bolatti, Enzo Pérez y Maxi Rodríguez. Jugadores por los que los dirigentes comenzaron a moverse para darle el gusto a Almeyda.

De entrada, hay que dejar algo en claro: que se mencionen nombres no quiere decir que se pongan la Banda en Primera. Simplemente, son apellidos que comenzaron a sonar, algunos con más fuerza que otro. Como también es real que los ofrecimientos son muchos. ¿Ejemplos? Barovero, Alustiza, Rolle, Román Martínez… La realidad es que los preferidos de Almeyda y los dirigentes van por otros caminos. A saber.

El DT quiere un arquero. El elegido es Sebastián Saja. Hace dos meses que comenzaron las charlas, y si bien el arquero tiene contrato con Racing, River estaría dispuesto a pagar la cláusula de salida de 3,5 millones de dólares. Al 1 de Vélez no se lo descarta, pero no es prioridad. ¿Y Vega? Podría ser vendido al fútbol mexicano.

El Pelado también quiere hacerse fuerte en el fondo. Es probable que se vaya Maidana, pero los pibes (Ramiro Funes Mori, González Pirez y Pezzella) se quedarán. Para crecer y darle solidez, Almeyda considera que necesita un caudillo. El apuntado, como en tantos mercados de pases es Diego Lugano. El uruguayo no es titular en el PSG, pero su contrato es alto. ¿De dónde va a sacar el dinero River para pagarle al central?

Además se quiere reforzar el lateral izquierdo. Porque Juan Manuel Díaz se iría y Carlos Arano está lesionado. La variante es el chico Diego Martínez, quien debutó satisfactoriamente contra San Lorenzo, por la Copa Argentina. A Almeyda le gusta Nicolás Tagliafico, de Banfield. El pibe, de 20 años, tuvo mucha participación en las juveniles de AFA.

Es en el medio donde River podría desprenderse de algún futbolista. Ezequiel Cirigliano y Lucas Ocampos (uno o los dos) tienen todos los boletos para ser vendidos a Europa. El 5 que más gusta es Mario Bolatti. A pesar de la presencia de Ponzio, Almeyda quiere un patrón en la mitad. Por los costados, dentro de todos los ofrecimientos, el que más interesó fue Enzo Pérez. El pase del volante es de Benfica. Este año jugó poco en Estudiantes por una lesión en la rodilla. Es clave saber cómo se encuentra el mendocino, fanático de River, al que Almeyda ya había pedido en diciembre.

Otra bomba podría ser Maxi Rodríguez. El del Liverpool anda con ganas de pegar la vuelta. Newell´s también lo desea. Como Lugano, gana mucho y bien.

Arriba, por ahora, Almeyda no tiró ningún nombre sobre la mesa. Está esperando lo que pase con Cavenaghi, prácticamente afuera del club, y confía en la dupla Trezeguet-Funes Mori.