Cavenaghi no seguirá en River

Con el aval de Passarella, Almeyda no tardó en tomar su primera decisión fuerte: confirmó que el delantero no será tenido en cuenta para la próxima temporada. “Estoy buscando un equipo con más velocidad, más agresivo y más rápido”, explicó el DT.

Volvió en el peor momento, a poner la cara, a colaborar con el equipo sin importar cuántas cosas debía resignar en el camino. Fue el goleador, con 19 tantos, fue pieza clave del ascenso y se convirtió en el máximo referente del plantel, además de ser el más querido por la gente.

Se fue a Porto Alegre a descansar y a visitar a su amigo Andrés D´Alessandro.  Volvió ayer, con la esperanza de que el llamado llegase. Pero se tuvo que enterar por los medios. Almeyda no lo quiere más. Y Passarella, que hace meses venía diciendo que “Cavenaghi puede firmar cuando quiera”, jamás se terminó de comunicar con el 9 ni con su representante Néstor Sívori, a pesar de los intentos del circulo aúlico del presidente en aclarar que el Kaiser intentó charlar con el hijo del Cabezón.

“Las prioridades son otras, soy un agradecido a todo lo que han hecho los jugadores, pero queremos aspirar a otros nombres. Estoy buscando un equipo con más velocidad, más agresivo y más rápido. Lamentablemente en este puesto hay que tomar decisiones”, cerró el tema Almeyda luego de firmar su contrato.

La decisión de Almeyda sorprendió. Y le tiró al pelota a Passarella: “El club deberá encargarse de decirle que no será tenido en cuenta, yo solo tomo decisiones”. Clarísimo. Y desprolijo por sobre todas las cosas.

Si fueron cuestiones físicas, de rendimiento o de profesionalismo las causas que llevaron al Pelado a tomar esta decisión, solo los protagonistas lo saben. Lo único claro es que el más querido por la gente, el que puso el pecho en el momento más duro no seguirá vistiendo la camiseta millonaria.

Por Antonella Valderrey