¿La última vez?

Ojala que no. Fernando Cavenaghi, otro que pegó la vuelta para ascender, fue reemplazado por Rogelio Funes Mori en el entretiempo. ¿Habrá sido su despedida?

Cuando todo ardía, cuando nadie dio la cara, apareció él. Su gesto conmovió, sorprendió y esperanzó. Enfrentado públicamente con el presidente de River, dejó sus diferencias de lado para venir a dar una mano al club que siempre amó.

Imposible olvidar su reaparición con el manto sagrado. Si bien su rendimiento venía en baja en los últimos partidos, sus 19 goles fueron un aporte valioso para la causa con la que siempre estuvo comprometido.

La última imagen no debe engañarnos, los últimos partidos no deben hacernos perder de vista su jerarquía. Por eso, llama la atención el desinterés mostrado por Daniel Passarella para renovarle su vínculo con River.

¿Qué pasará en los próximos días?, ¿Se arreglará la situación y, así, Cavenaghi cumplirá el sueño de retirarse con el manto sagrado? La situación está complicada, pareciera estar más afuera que adentro.

Néstor Sivori, su representante, afirmó hace un tiempo haber recibido ofertas por el jugador y además se mostró molesto por la quietud con la que la dirigencia de River manejó el tema.

Hoy, es momento de festejar, pero a no perder de vista a los jugadores como Cavenaghi, que entregaron todo solo por amor a la camiseta. El hincha lo quiere en River. El, se quiere quedar. ¿Qué hará Passarella?