Se viene la estatua de Almeyda

Un grupo de 200 fanáticos tienen pensado hacerle un homenaje al DT a través de una escultura. Entérate todos los detalles en esta nota.

No les importa el resultado. Cranearon la idea el año pasado, apenas comenzó el largo peregrinar de River por la B Nacional. Literalmente, se enamoraron de Matías Almeyda. Del Pelado personaje, del tipo querido, del que volvió a ponerse la Banda tras cuatro años, del que se hizo cargo del equipo un día después del fatídico 26 de junio de 2011.

Cuatro hombres que se hicieron prácticamente amigos del DT. Que lo sedujeron visitándolo en los entrenamientos, en Ezeiza, para luego invitarlo a comer asados en un club ubicado frente al predio. Allí, entre achuras y diferentes cortes de carne, esos “locos” hinchas de River le fueron al hueso como hacía Almeyda en la cancha: “Matías, te vamos a hacer una estatua”.  El de Azul se sorprendió y agradeció el gesto. Le pareció inoportuno semejante movida, pero finalmente aceptó. “Como ustedes quieran”, les contestó orgulloso.

La historia es así. En Mar del Plata, la escultora Elizabeth Eichhorn, la misma que diseñó la estatua de Martín Palermo, está dándole los toques finales a la obra del Pelado. Mide dos metros y medio, es de arcilla y tendrá una cobertura metalizada. Su costo es de 40 mil pesos y cerca de 200 hinchas aportaron el dinero para su realización.

Las personas que idearon el reconocimiento le hicieron saber a Daniel Passarella que les gustaría que la estatua se ubique en el Museo del club. El presidente no respondió aún, por eso manejan como alternativa colocarla en el predio Buenos Aires Football, propiedad del mismísimo Almeyda.

¿Cuándo saldrá a la luz la escultura? Los hinchas esperan que se concrete el ascenso, aunque igualmente el proyecto no está atado a la suerte de River. Por ahora, el Almeyda gigante, el de dos metros y medio, está en la Feliz. El de carne y hueso quiere sonreír el sábado.

Por Leandro Buonsante