“Si ascendemos, yo también me pelo”

Alejandro Domínguez, al igual que Almeyda, hizo su promesa. Porqué el partido ante Patronato podría ser uno de los últimos del Chori en River.

No fue una semana más para él. Su fuerte “nos sentimos solos” tronó puertas adentro, con un Passarella poniéndole los puntos para que baje los humos. Con la gente caliente porque sintió que no merecía semejante declaración, aunque él se haya paseado por los medios para rectificarse.

Pasaron los días y Alejandro Domínguez dejó de estar en el centro de la escena. Después del 2-1 con Boca Unidos, la violencia, la muerte, los barras, el fiscal Campagnoli, la posible clausura del Monumental y otras yerbas no futbolísticas ganaron cuerpo. Pero el Chori siempre tira títulos: “Si ascendemos, yo también me pelo”, le dijo a la revista River Monumental, emparentándose con la promesa de Almeyda, quien hace un tiempo confesó que pasará la maquina por su cabeza si se concreta el ascenso. El 10 ya se peló cuando jugaba en Rusia, aunque esta vez “no lo haré como la Bruja Verón, pero casi”, recalcó.

El partido ante Patronato sería uno de los últimos del Chori en River, ya que su vínculo vence el 30 de junio y debe volver a Valencia, dueño de su ficha. El club español optaría por negociarlo y al futbolista le han llegado ofertas de muchos lugares. Entre ellos, de Rusia: “El Rubin Kazan y el Zenit (jugó en ambos) me quieren llevar, pero tendría que mentalizarme mucho. La vida es difícil más allá de la plata que puedas ganar. Después no lo quiero pagar en salud”, sentenció, blanqueando un tema que no fue menor en toda esta temporada.

Hace unos meses, su regreso a España era imposible. Pero se fue Unai Emery, el DT con el que estaba enfrentado, y asumió Mauricio Pellegrino. Longaniza, cuando era ayudante de Rafa Benítez en Liverpool, había preguntado por el Chori, que por entonces la rompía bajo el frío ruso. ¿Entonces se queda allá? “Se tiene que presentar en la pretemporada”, fue claro el ex defensor en Indirecto, por TyC Sports.

“Si me dieran a elegir un club para jugar que no sea River, elegiría a River, jejeje. No puedo explicar lo que siento cada vez que me toca salir por el túnel del Monumental y ver a tanta gente apoyándonos”, dice. Y no se imagina un traspié en la final del sábado: “¿Si me puse a pensar qué pasa si no ascendemos? No, porque no quiero dejar que pensamientos negativos entren en mi cabeza. Esto es fútbol, puede suceder, pero no lo deseo. Entonces estoy enfocado en subir. Si ocurriese sería un dolor muy grande. Pero vamos a subir”, cerró el Pelado… perdón, el Chori Domínguez.

Por Leandro Buonsante

Fotomontaje: Adrián Domene – Pasión Monumental