Entrenamiento con festejo incluido

Luego del triunfo ante Boca Unidos, River practicó esta tarde en el Monumental. En medio de los ejercicios los jugadores se enteraron que son únicos punteros del torneo.

Esta vez no hubo jornada libre luego del partido. El equipo vuelve a jugar el sábado y por eso tienen un día menos de preparación de cara al cruce con Patronato, en el que deberán defender la punta del campeonato.

Los titulares realizaron trabajos regenerativos y los suplentes hicieron ejercicios físicos. Todo estuvo matizado por la buena onda, ya que en el medio del ensayo, Gabriel Amato fue el vocero oficial. Comunicó la caída de Central con Patonato y todos estallaron.

Ahora saben que depende solo de ellos. El próximo fin de semana tienen un compromiso difícil ante un rival que le ganó a todos los equipos que pelean arriba. Solo quedan dos pasos para lograr el objetivo que hoy parece más cerca que nunca.