Caso Saucedo: el comunicado oficial

El club repudió la muerte del hincha, pero se desligó de responsabilidades. Considera que fue un enfrentamiento entre dos personas y dejó trascender un supuesto error en el operativo policial. AQUI, EL COMUNICADO COMPLETO.

RIVER LAMENTA EL FALLECIMIENTO DE UN HINCHA Y SEÑALA QUE CUMPLIÓ CON TODAS LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD EXIGIDAS

El Club Atlético River Plate lamenta el fallecimiento de un aficionado que había concurrido a presenciar el partido contra Boca Unidos, pero a la vez comunica que el hecho que dio origen a esa circunstancia es absolutamente ajeno a la organización por parte del Club, que cumplió con todas las exigencias en materia de prevención y seguridad que imponen tanto el Gobierno Nacional como el de la Ciudad de Buenos Aires.

El aficionado, que no era socio del Club, falleció esta madrugada en el Hospital Pirovano, donde fue intervenido por una herida de arma blanca que le fue asestada por lo menos 20 minutos antes de empezar el partido, en una torre de acceso al estadio.

Al parecer, el aficionado resultó herido en un enfrentamiento con otra persona, en un hecho absolutamente desvinculado del partido y de las actividades del propio Club. La víctima fue asistida, en primera instancia, en dependencias del cuerpo médico de la Institución y trasladada en una ambulancia privada de la dotación que River Plate contrata para prestar servicio durante los partidos.

Por otra parte, River Plate informa que tomó todas las medidas de seguridad exigidas por los organismos públicos para la organización del partido, incluida la contratación de 900 policías federales y 220 de seguridad privada.

Entre esas medidas, se incluyó la revisión, horas antes del partido, de todas las cámaras instaladas para vigilar el desenvolvimiento del público con el propósito de constatar su perfecto estado de funcionamiento. Este procedimiento se realiza en todos los partidos en que River juega en su estadio. Durante los partidos las cámaras son operadas exclusivamente por personal policial de la División Eventos Deportivos, con la presencia de dos fiscales. La policía cuenta con un enlace que transmite en directo a la central policial las imágenes que se obtienen en el estadio.

Como es de rigor, antes del partido autoridades del Gobierno de la Ciudad y miembros de la Policía Federal y un escribano revisaron las instalaciones del estadio, incluido el interior de kioscos de bebidas y alimentos, para asegurar que no hubiera ocultos elementos con los que se pueda atentar contra la seguridad e integridad de las personas. Este procedimiento arrojó resultado negativo, lo cual consta en el acta notarial realizada a tal efecto.

La presunción indica que el agresor pudo ingresar el arma blanca vulnerando los cacheos policiales.

El caso es investigado por el juzgado de Instrucción Nº 30, que hoy ordenó a la Comisaría 51ª realizar un procedimiento en el estadio para recolectar elementos que, eventualmente, puedan servir a la investigación y la búsqueda de testigos posibles o probables de los hechos ocurridos en la Torre 1 de acceso a la Tribuna Sívori.

El Club Atlético River Plate, como siempre lo ha hecho, permanece a disposición de la Justicia y de las autoridades policiales para colaborar en el esclarecimiento del hecho.