“No quería salir”

Leonardo Ponzio explicó las causas del problema físico que lo hizo jugar todo el segundo tiempo con el pantalón ensangrentado. “Me sentía con fuerzas para seguir”, dijo.

A pesar de la fluxión hemorroidal que lo incomodó durante todo el complemento, nada le impidió al volante continuar en el campo de juego. Cuando muchos jugadores hubieran pedido un cambio, Ponzio siguió jugando demostrando un gran compromiso y hoy explicó los motivos de su inconveniente: “Sufro de hemorroides y con el stress, los nervios y el esfuerzo se generó el sangrado”, aclaró el mediocampista en Radio La Red.

Además, declaró que a pesar de su inconveniente, no consideró salir de la cancha: “En el momento no pensaba en salir, sentí que sangraba pero no había perdido fuerza ni nada, sentía que me caía por el esfuerzo pero después pasaba”. Y hasta bromeó por la situación: “Si empatábamos, la foto de mi pantalón iba a estar en los afiches de Boca. Es normal, es parte del folklore”.

Por otra parte, habló del partido, se mostró autocrítico y destacó el papel de los hinchas: “La gente metió 60 mil personas y la estamos haciendo sufrir mucho, pero necesitamos el apoyo para pasar los momentos difícilesPara ganar hay que jugar bien, y nosotros a veces no lo hacemos. Fue un gran alivio porque pudimos aprovechar la oportunidad. Cometemos errores, pero estamos haciendo un esfuerzo enorme”.