“Hay que ganar como sea”

David Trezeguet dejó de lado los pruritos y remarcó que lo importante es quedarse con los tres puntos más allá de cómo se juegue. “Poco importa la manera”, recalcó.

Vaya si será atípica la situación de River… Porque justamente el futbolista que siempre juega bien y tiene lo mejor del histórico estilo declaró que la forma para llegar al éxito queda en segundo plano. En conferencia de prensa, luego del entrenamiento, David dejó en claro que la prioridad es otra: “El ganar es importantísimo, poco importa la manera, porque son puntos decisivos”.

Aunque inmediatamente destacó que es una situación transitoria por la urgencia que tiene el equipo de regresar a Primera: “Después va a haber un margen de mejoramiento importante de cara a un futuro inmediato, pero ahora quedan seis puntos en juego”.

Sobre el encuentro ante Boca Unidos, Trezeguet destacó que hay factores que inciden a la hora de jugar: “Fue una partido muy difícil, lo emotivo cuenta muchísimo, se vio también en el partido de Central y en el de Instituto. Es una instancia muy emotiva, son partidos difíciles en todo sentido”.

Y en cuanto a lo futbolístico, agregó: “Sufrimos en todo sentido, ofensivamente nos costó muchísimo crear situaciones y también en la parte defensiva, ante un rival que no tenia nada que perder, que disfruto de jugar en el Monumental, sin presiones”.

Además, habló de Matías Almeyda y su trabajo como entrenador: “El trabajo de Matías es bueno, es importante, es un personaje muy amado por el publico riverplatense, sufre muchísimo por el amor que tiene por la camiseta. Como director técnico tiene un futuro importante, hoy estamos concentrados en el objetivo preciso, después será el quien decida qué pasará con su futuro, yo lo veo seguro, sereno y consciente de su trabajo”.

Por otra parte, David destacó la importancia de estar primeros en la tabla: “En estas dos semana han ocurrido muchísimas cosas, a nuestro favor somos punteros y dependemos de nosotros, algo que en esta instancia es fundamental. La presión que venimos asumiendo hace un año es la misma que tuvo River durante toda su historia, los otros equipos están sintiendo más ese tipo de presión”.

Cuando se le preguntó por sus molestias físicas, el delantero, que muchos días trabaja en doble turno para mejorarlas, aclaró: “Vengo arrastrando un problema en uno tendón de uno de mis tobillos. Trabajo para mejorarlo, yo no me quiero perder estos partidos por nada en el mundo. Y sobre la situación de Ponzio, agregó: “Lo que hizo hay que valorarlo, fue algo muy importante, es un momento en el que tenemos que contar con todos. No nos queremos perder estos partidos ni locos”.

Por último, habló del papel de los hinchas durante el partido y le dejó un mensaje a los hinchas: “Estoy concentrado en lo que pasa dentro del campo de juego, que es en lo que tenemos que pensar. El público viene sufriendo hace mucho tiempo, se entiende el pedido de la gente, su angustia, lo más importante es que estamos ahí, y estoy seguro que nos van a acompañar, después son libres de dar su opinión”, concluyó.

Por Antonella Valderrey