“Me dolieron los insultos de la gente”

Alejandro Domínguez mostró su fastidio por los reproches del público. “La gente no apoya, nosotros no vinimos a robar”, criticó. Igualmente, tiró su camiseta luego del triunfo. 

Totalmente inesperadas fueron las declaraciones del Chori. Es que el delantero fue duro con quienes no tenía que serlo: con el hincha. Al que convocó a un banderazo para demostrarle el apoyo incondicional al plantel y al que llena las canchas en todos lados.

En declaraciones a Debate Final, de Fox Sports, el delantero se refirió a los insultos que recibieron cuando el equipo estaba teniendo una de las peores actuaciones del año: “Le dedico el triunfo a todos menos a la gente, estamos solos en esto”.

Además, el jugador, que cumplió 31 años, añadió: “De los hinchas no tengo más nada para decir, estamos solos. La gente no apoya, nosotros no vinimos a robar. Somos los jugadores y el cuerpo técnico”.

Y eso que una vez consumido el 2-1 regaló la camiseta…

Por otra parte, Domínguez aseguró que si el equipo no conseguía los tres puntos, el final no se iba a dar de la mejor manera: “Si no ganábamos no iba a ser un final feliz como el que fue. Pero se terminó bien y podemos ir a casa a descansar. Dimos un paso muy importante, había que ganar de cualquier manera”.

Lo cierto es que el ex Quilmes no tuvo un buen partido. Erró pases fáciles y pocas veces pudo desbordar por los costados. Lo más peligroso que generó fue un tiro libre que besó el palo derecho de Sessa. Luego se perdió en la intrascendencia y la previsibilidad. Una pena que en plena euforia haya declarado así con los que siempre están, con los más fieles.

Por Ignacio Román