Así nos fue con el tridente

Informe especial sobre el rendimiento en sociedad del trío Domínguez-Trezeguet-Cavenaghi. De ellos depende mucho el regreso a Primera.

En el mundo River siempre se habla del tridente ofensivo. Muchos los quieren ver jugar juntos, otros afirman que rinden mejor por separado. Acá, un informe de cómo le fue a River con los tres dentro del campo de juego.

En total, jugaron doce partidos juntos. River ganó cinco: frente a Chacarita (2 a 0), donde solamente jugaron ocho minutos; con Deportivo Merlo (3 a 0), con una buena actuación, un gol de Trezeguet y dos de Cavenaghi; ante a Ferro (3 a 0), con el relevante dato que los tres goles llegaron luego de que Almeyda sacara al Torito y al Chori; con Huracán (2 a 0), con el ingreso de Trezeguet en el segundo tiempo; y frente a Instituto (1 a 0), con un gran partido en ataque, muchas llegadas y gol del franco-argentino.

Seis encuentros terminaron en empate: ante a Quilmes (0 a 0), Defensa y Justicia (3 a 3), con dos goles del francés; Gimnasia LP (0 a 0); Aldosivi (1 a 1), con gol de Domínguez de penal; Guillermo Brown (2 a 2), con el Chori llegando desde el banco; y con Rosario Central (0 a 0), con la vuelta del 10 al equipo titular.

El único partido que se perdió fue con Atlanta (1 a 0). El tridente jugó de entrada y River fue claramente superado. Cavenaghi, aquella tarde noche en Vélez, malogró un penal.

Domínguez, Trezeguet y Cavenaghi jugaron 652 minutos juntos. Hay que destacar que en los partidos con Independiente Rivadavia de Mendoza, Desamparados de San Juan, Gimnasia de Jujuy y Atlético Tucumán (River ganó los cuatro) el trío participó por separado.

En lo que va del año, sólo el Torito fue siempre titular. Trezeguet y Domínguez sí estuvieron sentados cerca de Almeyda.

En las tres finales que quedan, River se apoyará mucho en ellos.

Por Gonzalo Gómez