Quejas en Seguridad y AFA

River presentó denuncias por el maltrato que recibieron hinchas y dirigentes antes, durante y después del partido con Central. AQUÍ, EL COMUNICADO OFICIAL.

El Club Atlético River Plate presentó esta noche sendas denuncias ante el Ministerio de Seguridad de la Nación y la Asociación del Futbol Argentino (AFA) por los hechos de violencia que padecieron el plantel de futbolistas profesionales, directivos, socios y simpatizantes antes y durante el partido disputado el sábado pasado con Rosario Central en el estadio de este Club.

La denuncia, que fue acompañada con pruebas fotográficas, involucra a las autoridades del club local y a las policiales a cargo del operativo policial montado en torno al partido, identificando en forma puntual al jefe del operativo de seguridad.

El escrito, que cuenta con el aval del Presidente Daniel Passarella, lleva las firmas del vicepresidente primero y representante ante la AFA, Diego turnes, y del jefe de Seguridad del Club, Carlos Mosquera.

Dice la denuncia que “el arribo de los micros de ambos planteles fue simultáneo cuando debería haber sido en forma alternada a los efectos de las medidas de seguridad presuntamente adoptadas pero ello no ocurrió y ambas delegaciones arribaron juntas al Estadio.

“Ello generó que el bus visitante (CARP) debiese permanecer más de 20 minutos en espera con el plantel profesional en su interior sin custodia policial alguna, con hinchas locales merodeando en su alrededor. Ante la inacción del organizador y de los responsables –agrega-, el Plantel Profesional optó  por descender por sus propios medios con el fin de  acceder al vestuario visitante, recibiendo de una terraza adyacente ganada por simpatizantes locales desde insultos hasta el hecho de arrojarle elementos contundentes (botellas con agua, orina, etc.)

En el escrito se añade que “dicho lugar teóricamente debería estar custodiado por Personal Policial que al momento del hecho no se encontraba presente, sino que aparecieron minutos después, una vez que el plantel ingresó al estadio. Las pruebas fílmicas y la presencia de periodistas en esa misma terraza avalan las presentes manifestaciones”.

Por otra parte se denuncia “los dirigentes de River arribaron a Rosario mediante una combi y fueron derivados a un sector del estadio carente de toda seguridad dado que lo separaba de la parcialidad local solamente una estructura de fenólicos precarios, los cuales al término del primer tiempo fueron derribados por los hinchas locales ubicados en la platea adyacente quienes amenazaban con agredir a los miembros de la Comisión Directiva y socios de River que ocupaban esas plateas. Asimismo –se agrega- y en forma simultánea, desde los sectores superiores de las Tribunas arrojaban orina y/o otros líquidos a esa mismas personas antes mencionadas sin poder protegerse de dichas vejaciones”.

En la denuncia presentada en la AFA, River Plate le solicitó al presidente Julio Grondona “que tome intervención en el tema con el fin de terminar con hechos de violencia de esta naturaleza y que en el futuro cualquier otro equipo que juegue de visitante en la cancha de Rosario Central no deba sufrir las penurias y los eventuales riesgos y daños físicos potenciales como le ocurrió al Club Atlético River Plate.

Por último le notificó que “el Responsable Policial del Operativo fue el Sub Director de la Regional II , Hernán  Brest, el cual demostró falta de celeridad y experiencia en los dos puntos antes mencionados con los peligros que ello conlleva para el plantel profesional, socios y dirigentes” que viajaron a Rosario para este partido.