A donde vayas, siempre estaremos

(VDEO INCLUIDO) Más de 400 personas recibieron a River en su llegada a Rosario. Como siempre, quedó demostrado que en cualquier parte del país, el apoyo del hincha es incondicional.

A cada lugar que visita, el Millo es recibido con una verdadera fiesta. Durante este año le tocó recorrer todas partes de la Argentina, y aunque son solo 290 los kilómetros que distancian a Rosario de Buenos Aires, los hinchas igual dijeron presente para acompañar a los jugadores.

Más de 400 personas esperaron al equipo en la puerta del Hotel Plaza Real, donde estará hospedado el plantel, que arribó a la ciudad santafecina cerca de las 18. Y antes realizaron una caravana desde la Plaza San Martín.

Con cánticos, banderas y demostrando su apoyo intencional, los hinchas esperaron a sus ídolos. Un cartel de bienvenida, de la filial rosarina, le demostraba el apoyo a los jugadores. Como siempre, los más ovacionados fueron Cavenaghi, Domínguez, Trezeguet y el Pelado Almeyda.

Pero no todos los presentes en la calle Santa Fe eran de Rosario. Lucas, por ejemplo le contó a Pasión Monumental que recorrió más de 170 kilómetros solo para ver llegar a sus ídolos. Y aunque nunca vio un partido de River desde la tribuna, mañana no podrá ir al Gigante. Es que conseguir una entrada fue realmente una misión casi imposible.

Varios hinchas llegaron desde Buenos Aires con entradas en mano y felices por lograr la hazaña de conseguir un ticket por Internet. Un caso particular fue el de Mariano y Nicolás, hinchas de River, pero simpatizantes de Central, quienes nos contaron cómo viven la situación de ver a sus dos equipos enfrentados. Ambos no dudaron en coincidir quién quieren que gane mañana: “Somos de River, pero con familia Canalla, la simpatía con Central es inevitable. Mañana que gane River, no tenemos dudas de eso”, expresaron.

Diferentes historias, hinchas de todo el país, pero una ecuación que se repite viaje donde viaje el Millo: el aguante no entiende de geografías y mucho menos de categorías. En el día de su cumpleaños, con celebraciones en todo el país, Rosario se vistió de rojo y blanco. Como siempre, demostró que Argentina es de River.

Por Antonella Valderrey

Imagen: Agencia Telam