González Pirez, la sorpresa de Almeyda

Si bien el DT no paró el equipo para jugar ante Central, el juvenil sería el tapado que prometió el Pelado. Trezeguet y César González trabajaron aparte, pero llegarían para la final del sábado. Se viene un River muy ofensivo en Rosario.

Matías Almeyda lo anticipó: “Quizás de una sorpresita”, blanqueó en la conferencia del lunes, con respecto a los titulares que jugarán frente al equipo de Pizzi. Y esa sorpresa tiene nombre y apellido: Leandro González Pirez. El pibe, quien jugó por última vez de entrada en el 2-0 ante Huracán, sería de la partida en Rosario.

La idea de incluir a Pirez empezó a madurar luego del empate con Guillermo Brown. Independientemente de la pubialgia que afecta a Juan Manuel Díaz, quien está con un pie y medio afuera del viaje a Rosario, Almeyda no quedó conforme con el trabajo de los defensores y por eso ya había tomado la decisión de cambiar.

Luciano Vella llegó a las cinco amarillas y a pesar que se puede solicitar el artículo 225 para que el Tano esté en el Gigante, la intención es jugar con una línea de tres “mentirosa”. Es decir, una formación muy parecida a la que pasó por encima a Instituto.

Sánchez volvería a hacer el carril derecho, mientras que Maidana, González Pirez y Ramiro Funes Mori completarían la defensa.

Ponzio y Cirigliano compartirán el medio, con el Chori Domínguez arrancando desde la derecha, aunque no como volante sino más cerca de Cavenaghi y Trezeguet, quien esta mañana trabajó aparte por una sobrecarga muscular. Junto a David estuvo el Maestrico González, que viene de una distensión aunque irá desde el arranque por Lucas Ocampos.

Esta mañana, en la cancha auxiliar el Monumental, Almeyda no aportó confirmaciones. Hubo fútbol en espacios reducidos con equipos mezclados, mientras que José Chamot trabajó con los defensores.

Mañana a las 10, en Ezeiza, River volverá a entrenarse y habrá confirmaciones.