Una victoria que vale doble

Las chicas de la Liga de Honor derrotaron a su par de Glorias de Tigre, por 3 a 2, en una nueva jornada del Torneo Metropolitano. El partido se jugó en el Gimnasio Principal de Voley del Monumental.

River llegaba a este partido luego de vencer en calidad de visitantes a Zarate en sets corridos. Las ganas de lograr un segundo triunfo de manera consecutiva pudieron más que el fuerte envión anímico que consiguió la visita, luego de empatar el partido tras estar dos sets abajo, y forzar el partido a un quinto set.

Las Millonarias tuvieron en sus dos primeros sets un juego rápido y contundente. Encontraron con mucha facilidad los espacios para el remate, y supieron aprovechar la falta un buen bloqueo del conjunto visitante.

Para la segunda etapa, las chicas de Tigre realizaron una importante rotación incluyendo a jugadores con más altura que le dieron un importante cambio de aire, con el que consiguieron igualar el partido con dos sets muy holgados, casi del mismo modo en el que River había consumado esta ventaja.

El quinto set fue para River casi de punta a punta. Las chicas dirigidas por Rubén Eiras no dejaron escapar la chance de tener el saque a favor, se afirmaron en el partido y pese al buen arremetimiento del equipo visitante, que llegó a emparejar el último set por 7 a 5, consiguieron ganar el encuentro aún con una diferencia mayor tanto en el marcador como en el juego.

El resultado final fue 15-12; 3-2 en sets arriba las Millonarias y segundo triunfo consecutivo para ellas. Un festejo que sin lugar a dudas vale doble, por el rival, la cantidad de puntos de diferencia y porque consiguieron un nuevo triunfo para seguir en esa senda tras la victoria sobre Zarate como visitantes.

¿Cómo fueron los parciales? 25-17, 25-20; 19-25, 18-25; 15-12.

”El triunfo fue muy bueno porque las chicas derrotaron a un rival que tiene integrantes en la Selección Argentina y eso nos deja un buen augurio. Lo podíamos haber ganado antes, por eso hay cosas para corregir. Pero el triunfo estuvo muy bien”, expresó el director técnico Rubén Eiras, una vez finalizado el encuentro.

Por Roberto Blanco