“Todavía no conseguimos nada”

Feliz por el triunfo, Almeyda bajó a la tierra. Y bancó a los pibes: “Es una alegría haber ganado con ellos”.

El gol de Rogelio Funes Mori, uno de los fubolistas a los que más fe le tiene, fue el primer momento de desahogo de Matías Almeyda en la noche salteña. Antes se había descargado a medias, pero cuando el Mellizo puso el 2-0, el Pelado se abrazó con Gabriel Amato y se llenó la boca de gol. De algo ya estaba seguro: había metido a su River en la semi de la Copa Argentina.

Sin embargo, a los pocos minutos, cuando se metió en la sala de conferencia de prensa del Padre Martearena, el DT le bajó un cambio a la euforia. “Aún no conseguimos nada, hay que ir con tranquilidad y paciencia”, pidió Almeyda.

“La idea es la misma siempre, más allá de quién juegue: recuperar la identidad”, sostuvo, en unos de sus clásicos discursos.

Del partido recalcó que “merecimos el triunfo y pudimos ganar por más goles. Me voy contento porque cada pibe aportó su granito de arena. Es una alegría haber ganado con ellos”.

Aclaró que “el Chori Domínguez iba a jugar medio partido, era algo que estaba acordado”. Y en el final, consultado por la ilusión de llegar al partido decisivo, el Pelado se plantó: “Jugamos finales desde que arrancó la temporada”.