Mirá si venía antes…

Trezeguet la metió por duplicado y ya llegó a los 12 goles con la Banda. Si llegaba en junio, ¿ya estaríamos en Primera?

Es incomprobable afirmar que si David Trezeguet se hubiera puesto antes la camiseta de River el equipo ya estaría en Primera, o al menos a un paso de la vuelta. La realidad es que el francés volvió al país tras 17 años con el único deseo de ponerse la casaca que más quiere. Y no para de meter goles. Y de todos colores.

Lo importante que es Trezeguet hoy para River que, estando Cavenaghi en cancha, habitual ejecutante, el penal lo pateó el 7. Sí, le pegó él, quien ya había convertido en el 3 a 0 ante Ferro. Claro, aquella vez Almeyda había sacado al Torito (y al Chori).

Pero lo mejor estaba por venir. El Chori Domínguez armó un jugadón y habilitó al Rey, que la picó por encima de Dei Rossi. Un dato: es el primer gol en el que Trezeguet necesita parar el balón para definir. Con este tanto, David llegó a los 12 gritos en 16 partidos (11 por el torneo, uno en la Copa Argentina).

Luego de la victoria, el 7 dijo: “Dimos un paso muy importante en un campo difícil, frente a un buen equipo que hizo un gran planteo en la Copa. Las cosas se nos dieron de manera positiva, que es lo más importante. Ahora a pensar en las finales que nos quedan, va a ser difícil pero estamos haciendo las cosas bien”.

Trezeguet, feliz por el triunfo, no le esquivó a la autocrítica: “Entramos dormidos, no podemos cometer más errores. Vamos a trabajar en la semana para que no nos pase más porque es un momento determinante, no hay margen de error, podemos mejorar todavía”.

Y en el final le tiró flores al Chori Domínguez: “Entró muy bien, aportó mucho”, cerró con la humildad que lo caracteriza. Y, seguramente, pensando en los goles que van a venir.