Un bautismo en la red muy doloroso

César González metió su primer gol en River, pero se fue, en principio, con una contractura.

Luego de Trezeguet, es el mejor futbolista de River en las últimas fechas. Se ha ganado el puesto después de ni siquiera estar en el banco durante mucho tiempo. César González apareció en el momento clave. Y lo está haciendo de gran forma.

Después de once toques, el Maestrico hizo su primer gol con la Banda. Su tiro de derecha pasó por debajo de las piernas de Dei Rossi. Su noche, como la que había tenido ante Huracán e Instituto, parecía ser de las mejores.

Claro, a River le aportó mucho el venezolano. Con su ida y vuelta, su toque  y su gol. Pero en lo personal se iba a ir con un sinsabor. Promediando el segundo tiempo, fue a correr una pelota sobre la izquierda y se quedó duro. De inmediato, comenzó a hacer gestos y a mostrar una renguera que preocupó al cuerpo técnico. Se la había cargado el muslo posterior derecho. Según el cuerpo médico, González tiene una contractura, aunque el lunes le harán estudios. ¿Tendrá algo más? ¿Llegará contra Brown de Madryn?