Diezeguet

David llegó a los 10 gritos con la Banda roja. Los metió en 15 partidos. Impresionante. “Quiero salir campeón”, avisó.

Cuentan los que pisan el vestuario Angel Amadeo Labruna que antes de cada partido en el Monumental, David Trezeguet se mira a un espejo antes de salir a la cancha. Como si vestir el manto sagrado le provocara más orgullo del que tiene por ser hincha. Así se toma el francés este paso por River. Queda claro: vino por la gloria.

Trezeguet quiere quedar en la historia. De hecho, ya la está haciendo a fuerza de goles. De aquel primer grito oficial, ante Independiente Rivadavia de Mendoza, a este contra los jujeños. Uno más para llevar la cosecha a 10 tantos: 9 por el torneo y el restante por la Copa Argentina. Y todos los metió en 15 partidos.Un promedió impresionante.

“Quiero salir campeón”, avisó el galo todavía adentro del campo, bañado por la ovación de la multitud. Con respecto al partido, dijo que “fue muy difícil, por Gimnasia es un equipo bien agrupado”. Aunque recalcó los méritos de su equipo: “River hizo lo necesario para justificar el triunfo: Pudimos desbloquearla (a la defensa). Fue una victoria merecida”. Y, de paso, le tiró flores al Chori Domínguez, quien lo asistió en el gol: “Tuve la suerte de poder jugar con grandes jugadores, y tanto el Chori como Fernando (por Cavenaghi) son de ese grupo. Es muy importante jugar con ellos”.

Alguna vez, Almeyda rompió el tridente. Pero el Pelado remedó el error a tiempo. Le devolvió la titularidad a David y este paga con lo que mejor sabe hacer: goles. Y de los importantes.

Por Leandro Buonsante

Imagen: Nicolás Aboaf / Pasión Monumental