“Perdimos dos puntos”

El Chori Domínguez había metido un penal y era todo felicidad. Por eso el 10 no ocultó su bronca luego del 1 a 1.

A Alejandro Domínguez se le cortó la racha. Siempre que había convertido, River había ganado. Su primer grito luego de la vuelta fue en la tercera fecha, en el 3 a 1 ante Desamparados de San Juan. Luego festejó en el 4 a 1 con Brown de Madryn. Y su tercer -y hasta hoy último gol- había sido en el 3 a 0 frente a Independiente Rivadavia de Mendoza. En Mar del Plata, cuando todo parecía iba a camino al éxito gracias a su tanto de penal, la racha se quebró. Es cierto: sigue invicto. Pero para el Chori el 1 a 1 casi que fue una derrota. “Perdimos dos puntos”, se sinceró en el campo de juego.

“Jugamos un buen encuentro en una cancha difícil e hicimos el partido que teníamos que hacer. No dimos un paso atrás, pero perdimos una gran oportunidad”, recalcó quien volvió a jugar como enganche. Porque, a diferencia del choque con Instituto, el 10 se paró más atrás, no fue el tercer punta del tridente.

¿Por qué el Chori pateó el penal cuando el habitual ejecutante es Cavenaghi? “No estaba hablado: Fer me lo pasó y yo lo tiré”, blanqueó el Chori. El Torito venía de errar con Atlanta, pero antes había convertido con Aldosivi y Gimnasia (J). Con Ferro, Almeyda apostó por Trezeguet, quien la metió. Claro, minutos antes habían salido el Chori y el capitán.

Domínguez tuvo momentos irregulares, pero fue uno de los jugadores más peligrosos. Algunos números sirven para graficar su partido. Además del gol, se destaca que otorgó 45 buenos pases, aunque quizás le faltó poner algún balón filoso, entrelíneas, de esos que duelen. En contraposición, perdió 10 pelotas y dio la misma cantidad de pases mal.

Por Leandro Buonsante