Todavía se grita

Se cumplen 10 años del gol de Nelson “Pipino” Cuevas a Racing.

Un día como hoy, pero hace 10 años, en tiempos donde lo verdaderamente importante eran las glorias alcanzadas, los hinchas serían testigos de uno de los goles más emocionantes de la historia.

Corría el Clausura 2002 y el River de Ramón Díaz era puntero del campeonato, con cuatro puntos más que Gimnasia La Plata y 6 más que su rival de turno, Racing.

Todo parecía indicar que aquel partido en el Monumental iba a terminar sin goles. A los 45 minutos del segundo tiempo, el encuentro estaba 0-0.

Sin embargo, en los últimos minutos del encuentro, un peligroso tiro libre para la Academia podía complicar las cosas. Y, por si fuera poco,  Comizzo se iba a ir expulsado infantilmente. Con los tres cambios efectuados, fue Demichelis el que se puso los guantes.

Racing desaprovechó la oportunidad y salió la contra de River. Rojas fue el encargado de iniciarla y le dio el pase a Cuevas, quien había ingresado solo unos minutos antes. Campagnuolo era el único enemigo de Pipino en su corrida al arco, pero no fue impedimento.

Cuevas eludió al arquero, convirtió su gol y desató la locura.

Uno de los goles más gritados por los hinchas, de esos difíciles de olvidar. Un gol que practicamente le aseguró a River el campeonato que iba a conseguir tiempo después. Un gol que, sin dudas, quedará por siempre en la memoria de todos los riverplatenses.