“Puede ser que largue a mitad de año”

Ariel Ortega habló de su posible retiro del fútbol. Y reclamó: “Lo único que tiene que hacer Passarella es darme el Monumental para mi despedida”.

Seguramente, a Ariel Ortega le hubiera gustado irse del fútbol con la camiseta que más ama y la que lo consagró como el último gran ídolo de River. Pero, así parece, no será así. “Puede ser que largue a mitad de año”, anticipó el Burrito a su regreso de Barcelona, donde fue a ver al cuadro culé en el clásico con Real Madrid. Invitado por Lionel Messi (pegaron onda en algunos amistosos benéficos), Ortega estuvo en el Camp Nou con su hijo Tomás y, desde España, comenzó a despedirse de las canchas. “Si no sale algo bueno de primera o seguir en Defe, me voy. No sé qué haré en mi futuro”, entre abrió la puerta aunque la cosa parece juzgada.

Ortega se fue de River el 6 de enero de 2011. Passarella no le perdonó su llegada tarde a la pretemporada y tuvo que dejar el club. Y a pesar de hacerle un contrato hasta diciembre de 2013, cuando termina el mandato del Kaiser, Ortega se fue a All Boys y luego, ya con River en el ascenso, pasó a Defensores de Belgrano, club que le otorgó permiso para viajar a Barcelona ya que está lesionado. En la charla con Fox Sports Radio Del Plata, el ídolo le mandó un contundente mensaje al presidente: “Lo único que tiene que hacer Passarella es darme el Monumental para mi despedida. Pero no puedo ir a ofrecerme, depende de la grandeza de las personas. Passarella no tiene que organizarme nada, lo único que tiene que hacer es decirme: ‘Tomá el Monumental’, y listo, no hace falta que me organice nada”. Según allegados al jugador, ese partido estaría firmado de antemano entre Ortega y Passarella en ese contrato que expira en un año y medio.  “Me llenaría de emoción poder compartir de nuevo algo con el hincha de River”, agregó el jujeño.

Habitué en la semana de los pasillos del estadio, ya que su hijo mayor juega en la escuela de fútbol infantil, Ortega ve los partidos del equipo de Almeyda. Sin entrar en polémicas, el Burrito sentenció que “RIver se merece estar en primera, es el lugar que le corresponde” y elogió la contratación de David Trezeguet: “es lo mejor que le pasó a River”.

Sobre el DT, quien en su momento le ofreció ser integrante del cuerpo técnico, sólo dijo: “no soy una persona que vive de rencores, sigo mi camino como ya lo hice”.

Ahora, parece, ese camino llega a su fin.