Revolución Almeyda

El Pelado asume riesgos ante el puntero Instituto. Sánchez de 4, adentro el Maestrico y vuelve el tridente.

Se la juega. Asume riesgos. Y lo hace ante el equipo que mejor jugó en la temporada. Matías Almeyda comenzó a cranear los once desde el mismo momento que le ganó a Huracán. ¿Cómo se parará River? ¿4-4-2? ¿4-2-2-2? ¿3-4-1-2? El sábado, el esquema podrá variar con el correr de los minutos y las circunstancias del partido. Sólo hay una certeza: River va ir al frente.

Al Pelado le gustó el nivel de César González contra Quilmes y el Globo, y por eso decidió ponerlo en lugar de Lucas Ocampos, de flojo nivel en los últimos encuentros. El venezolano será titular por primera vez desde que comenzó el torneo.

Pero la gran novedad táctica es la aparición de Carlos Sánchez como carrilero por derecha o “4 mentiroso”. Y eso que el uruguayo había dicho que sentía que no podía rendir de la mejor manera en esa posición. Almeyda lo convenció que ahí rendirá como cuando jugaba en Godoy Cruz, su punto más alto desde que está en el fútbol argentino. Sánchez comenzó en esa zona de la cancha una sola vez en lo que va del certamen: ante Deportivo Merlo, en el magro 0 a 0 de la sexta fecha.

Por delante de Sánchez alternarán posiciones el Maestrico y Alejandro Domínguez. Almeyda apostará otra vez por el Chori, pero no como enganche. En principio, irá por derecha. Con la presencia del ex Quilmes, el DT hace convivir nuevamente al tridente junto a Cavenaghi y Trezeguet, quien vuelve tras ser suplente con los Quemeros, información que adelantó Pasión Monumental.

Los que regresan son Ramiro Funes Mori y Juan Manuel Díaz. Salen, además de Ocampos, Leandro González Pirez, Luciano Abecasis y Luciano Vella.

River, ante la Gloria, y por la gloria, irá con: Vega; Sánchez, Maidana, Ramiro Funes Mori, Díaz; González, Ponzio, Cirigliano, Domínguez; Cavenaghi y Trezeguet.

Que sal…

El que trabajó aparte, además de Carlos Arano, quien se recupera de la rotura de ligamentos cruzados de la rodilla derecha, fue Germán Pezzella. El defensor sufrió la fractura del tercer y cuarto metacarpiano de la mano derecha.

Por Leandro Buonsante