Saldría el que jugó siempre

Almeyda puso a César González por Ocampos, quien estuvo como titular en los 29 partidos de la temporada. Ensayo con 10 hombres, indicio que el lugar vacante sería de Trezeguet, quien trabajó aparte.

Matías Almeyda se la jugó por él. El pibe era 9 hasta hace dos años. Pero el técnico de River, de a poco, lo fue transformando en volante por izquierda. Una enorme capacidad física, buen recorrido y gol hicieron que Lucas Ocampos se ganara el puesto. Tanto, que es el único futbolista del plantel que jugó los 29 encuentros de la temporada, y todos como titular. Eso le valió –aún sigue en pie- que grandes equipos de Europa posaran sus ojos en él. Pero en los últimos partidos bajó el nivel y viene siendo una de las primeras opciones de cambio cuando la historia se complica. Y ahora le tocaría salir.

En el ensayo en espacios reducidos que dispuso esta mañana el técnico Millonario ante la Reserva, Ocampos estuvo con los suplentes en la cancha 2 del predio de Ezeiza. ¿Sale el pibe de Quilmes? Así parece. Porque Almeyda probó con César González, de muy buen segundo tiempo ante Huracán y que ya se había destacado frente a Quilmes por la Copa Argentina. Una salvedad: el Maestrico se paró por izquierda y no por derecha como lo hizo el sábado. En esa zona se movió Carlos Sánchez. ¿Va el uruguayo ahí, algo que ya hizo en su paso por Godoy Cruz? El oriental fue contundente: ” Almeyda me pidio jugar el sábado de 4, pero no le rindo ahí, ya le dije”. ¿Vella y Abecasis, titulares frente a Huracán? Hicieron fútbol con los suplentes.

El trabajo, además, sí confirmó que volverán Ramiro Funes Mori y Juan Manuel Díaz, ausentes ante el Globo por lesión. El doble 5 conformado por Ponzio y Cirigliano no se modificará independientemente del esquema que elija el Pelado.

¿Y Trezeguet? Se movió aparte con el kinesiólogo Fabio Alvarez por una sobrecarga en el isquiotibial izquierdo. ¿Almeyda le está cuidando el lugar para volver al tridente o sigue el 4-4-2? Las dudas se resolverán entre mañana y el jueves.

Por Paulo Filippini y Antonella Valderrey