Un problema lateral

En su debut en la banda izquierda con la camiseta del Millo, Luciano Vella no tuvo una buena actuación y su inclusión generó dudas con respecto a si debe seguir jugando en esa posición no habitual.

Con Carlos Arano lesionado y Juan Manuel Díaz suspendido (había llegado a la quinta amarilla), Matías Almeyda debía elegir quien iba a ser el 3 ante Huracán. Mucho se había hablado del posible debut de Diego Martínez, jugador de las inferiores del Millo que se destaca en esa posición, pero el entrenador apostó por la experiencia y, decidió que Luciano Vella ocupe el lugar en el cual se venía desempeñando el defensor uruguayo.

La defensa de River no tuvo un buen arranque. Es que apenas comenzado el encuentro, a los 4 minutos de la primera parte, Vella recibió la tarjeta amarilla luego de una falta innecesaria sobre Mauro Milano. Tan solo ocho minutos después, Leandro González Pírez también fue amonestado. A todo esto, se le sumaba que los cuatro del fondo estaban lejos de brindar confianza, tanto en lo alto como por lo bajo.

La proyección del Tano por el costado izquierdo le dio más espacios al Chori Dóminguez, que tuvo menos presión y formó parte del circuito de juego del Millo. Sin embargo, el ex-Newell’s no pudo asociarse con Abecasis y ambos jugadores alternaron buenas con malas durante todo el encuentro y les dieron ventajas a los rivales por sus respectivas bandas.

Dos cambios alarmantes

A los seis minutos del segundo tiempo Almeyda cambió el dibujo táctico y realizó dos variantes para que River sea más ofensivo: César González por Vella y Trezeguet en lugar de Abecasis. Las pocas garantías que brindaron los dos defensores preocupan, teniendo en cuenta la escasez de laterales que tiene el Millo.

Por Ignacio Román