Un árbitro repudiado por los hinchas

Federico Beligoy fue el juez elegido para controlar las acciones en el partido de River y Huracán. Su último partido dirigiendo al Millo fue el polémico 2-2 ante Godoy Cruz, encuentro en el que anuló un gol de Gabriel Funes Mori por una mano inexistente.

Los hinchas no tienen el mejor recuerdo de Beligoy. Es que el último antecedente con él en cancha es el encuentro ante los mendocinos por el Apertura 2010, partido en el que tuvo un arbitraje para el olvido.

En aquella ocasión, le anuló un gol a Gabriel Funes Mori a pocos minutos del final por una mano que jamás existió, y en una jugada en la que el línea ni siquiera levantó la bandera. Además, terminó amonestando al mellizo y le impidió al equipo, por aquel entonces dirigido por Ángel Cappa, quedarse con los tres puntos.

Pero no fue su único error. Durante el partido, el juez solo le mostró la tarjeta amarilla a Jorge Curbelo quien le pegó una patada criminal a Lamela, que derivó en las fotos de Erik en los medios. “Me dijo que me tapara la sangre o me echaba”, declaró el 10 de River aquella vez. Clarísimo.

Por eso, no extraña el descontento de los hinchas tras su designación para el partido del próximo sábado, ante el Globo.

Y como si fuera poco, el historial tampoco es favorable para River cuando le tocó ser dirigido por Beligoy. De 14 partidos, el Millo perdió 6, empató 4 y ganó en los 4 restantes.

Por Antonella Valderrey